Los principales minerales e hidrocarburos que se extraen en Colombia son el oro y el petróleo, seguidos de la plata, las esmeraldas, platino, cobre, níquel, carbón y gas natural. En relación con esta lista, podría decirse que la extracción de oro y petróleo son aquellas que más daños ambientales provocan.

En la extracción minera del oro, por ejemplo, se realizan procesos a cielo abierto en los cuales se utilizan grandes cantidades de explosivos para desestabilizar el suelo y acceder a los yacimientos, posteriormente también se utiliza una considerable cantidad de agua para el procedimiento de lixiviación que consiste en la extracción de la materia soluble de una mezcla. Además, durante este proceso se adicionan químicos como cianuro, ácido sulfúrico, sílice, zinc, entre otros. Una de las consecuencias en el tema de la salud a causa del uso de estos químicos como la sílice, es la aparición de enfermedades como silicosis la cual es una enfermedad crónica del aparato respiratorio, debida a la aspiración del polvo de sílice en gran cantidad.

En el caso del petróleo, existen dos métodos de extracción uno convencional para el caso de pozos profundos en un medio o suelo poroso, y el famoso fracking para pozos dispersos en un medio rocoso sin grietas.

Para el método convencional, una vez realizada la exploración para encontrar y determinar los potenciales puntos de extracción, se procede a realizar una perforación con la ayuda de un mecanismo con punta de broca que tritura todo el material a su paso, adicionalmente en esta perforación se bombea constantemente un lodo preparado con arcilla, agua y algunos químicos que fluirá en el espacio restante entre el tubo de perforación y las paredes del suelo, el cual ayuda a lubricar, a mantener presionadas las paredes del suelo perforado y a extraer el material que va siendo removido. Una vez se llega al pozo subterráneo se deja pasar al interior del tubo el petróleo presente bombeando hacia la superficie. En el caso del gas natural el proceso es muy similar.

Por otro lado, está el fracking o fracturamiento hidráulico, pero este método ha sido prohibido en muchos países debido a su mayor impacto ambiental; este proceso consiste en el fracturamiento de las rocas profundas (entre las cuales se encuentra almacenado el petróleo de manera dispersa), utilizando agua y arena a presión para lograrlo. Pero debido a las largas distancias a las que se encuentra, la presión no es suficiente para vencer la fricción producida entre el agua y las paredes de la tubería, es por eso que se utiliza además de agua y arena, químicos que ayudan a vencer esta fricción y permitirle al agua llegar con gran presión para romper estas rocas. El principal problema asociado con esta técnica empieza a ser evidente, pues al inyectar esta agua se generan grietas con dirección incierta, lo cual hace probable el caso de que se contaminen acuíferos que estén a estas profundidades.

El país presenció hace algunos meses un desastre provocado por la industria extractiva del petróleo, protagonizado por el derrame de crudo en el departamento de Santander en el pozo 158 en La Lizama, municipio de Barrancabermeja, a cargo de la empresa Ecopetrol S.A. El afloramiento de agua, lodo y petróleo afectó en primer lugar la quebrada La Lizama y Caño Muerto, pero el derrame continuó expandiéndose en una distancia de más de 20 km, hasta llegar al río Sogamoso, provocando así la afectación de varias personas por los gases, más de 2.400 animales muertos y unos 1.600 que fueron rescatados para el futuro repoblamiento y rehabilitación de la zona. En este caso, la afectación ambiental es cuantificable, pues se afectaron ecosistemas completos, generando un desequilibrio en el hábitat que tomará varios años reparar.

Aunque para aprobar el comienzo de una extracción minera se debe obtener una licencia ambiental y también demostrar que se va a realizar con criterios de desarrollo sostenible, de tal manera que se debe contribuir con el bienestar de las comunidades involucradas e igualmente protegiendo los ecosistemas sensibles que se encuentran excluidos del código de minas como son los humedales, los páramos, o reservas protectoras en cuencas de aguas, esto se puede complementar con normativas nuevas y leyes más exigentes que permitan extracciones más sostenibles, realizando los estudios territoriales, judiciales y ambientales correspondientes.

Finalmente podemos afirmar que las consecuencias ambientales, sociales y en salud, son incalculablemente mayores a cualquiera que sea la ganancia del sector minero, pues con los derechos de nuestra gente a tener un ambiente sano y ecológicamente equilibrado no es canjeable, no podemos seguir pensando de la misma manera, la minería es un negocio con beneficios para pocos y Colombia tiene que cambiar el enfoque de modelo extractivista a productor agrícola, e impulsar este sector debería ser la prioridad del gobierno en cuestiones económicas.

Para lograrlo el gobierno colombiano debe centrarse en regular fuertemente el sector minero, reducir las concesiones para exploración y explotación en lugares en los cuales se tengan este tipo de posibles fatales consecuencias, apoyar económicamente y tecnificar el agro, fortaleciendo las fincas dedicadas a la producción por medio del concepto de multifuncionalidad del uso de la tierra y adicionalmente fortaleciendo la  infraestructura vial del país, creando nuevas y mejores conexiones entre los puntos productivos y los receptores de mercancías.

BIBLIOGRAFÍA

  • Consultas populares mineras son el reflejo de la insostenibilidad del modelo de Estado. Instituto de Estudios Urbanos, Universidad Nacional de Colombia, Noticias. 2017.
  • Fierro M., Julio. Políticas mineras en Colombia. Bogotá, 2012.
  • Garay S., Luis J. Minería en Colombia, fundamentos para superar el modelo extractivista. 2013.
  • Dilemas ambientales de la gran minería en Colombia. Revista Javeriana, Junio de 2012. Número 785. Tomo 148. Año de Publicación 79, páginas 17-23.
  • Vanguardia.com. “Recuperación ambiental por derrame de crudo en Santander tardará varios años: Anla”. 2018. Recuperado de: https://bit.ly/2GdicnD
  • Elespectador.com.”La Amenaza minera en el Alto Putumayo”2018.Recuperado de:https://bit.ly/2jOnjNJ
  • Eltiempo.com.”MINERÏA AFECTA EL MEDIO AMBIENTE”1995.Recuperado de: https://bit.ly/2fe6s6T
  • Colombia.com.”Información general”.2018.Recuperado de: https://bit.ly/2KWiCwz
  • SUSTAINABLE DEVELOPMENT KNOWLEDGE PLATFORM. Reporte nacional de minería para Colombia. Recuperado de: https://bit.ly/2IBiHVj